Seguidores

lunes, 20 de enero de 2014

LA PESCA DE LA BARBADA




En esto de la pesca la verdad que empecé muy joven, con casi 6 años, empecé ir al pedrero  con mi padre y toda su familia  a pescar  barbadas con los,  tíos, primos,  hermanos,   para luego hacer una comida o como se dice por aquí una buena fartura. Lo único que hacía  aguantar el cesto donde poco a poco echaban las barbadas que pescaban, eso si  al final me dejaban pescar unas barbadas, solía ir con el tío de mi padre  con Rogelio, le solía llevar el cesto  no había piedra que no sabía, pilurcio que era así como me llamaba mira fijate  aquí hay un pulpo, oye lo había , aquí vamos a coger unes andariques pues también, en  esta calada vamos a sacar 12 barbadas pues las sacaba, yo le miraba asustado,  era tal el  control que tenía del pedrero que no había una piedra que no supiera,  también es cierto que mi padre no le andaba al acecho en eso de pescar, ya que fue él quien le aprendió, pero ir con Rogelio era lo más para mi, mira está piedra a bajamar  ¿ a que hay percebes? decía pero las  buenas son de aquella otra peña, venga  pilurcio  anda coge un puñao y no se lo digas a nadie ya que si lo dices y nos las  cogen no tenemos  para otro día,  mientras yo las cogía me indicaba cuales si cuales no y nunca me dejaba   coger mas de dos puñaos por piedra para así como decía él tendríamos más para otro día  y así poco a poco fui aprendiendo sitios caldas.

Pero a lo que vamos ir a barbadas en  la zona de la que soy  de la mariña  de Villaviciosa es una pesca a la que todos lo paisanos cuando podían se acercaban al pedrero. Ya que no hace falta un gran desembolso.

El equipo necesario es una vara de bambú de unos 3 metros o menos. un truel o esguilero  una lata para macizar y un cesto o paxu. Ya veis un equipo bastante low cost.

Lo malo de esta pesca son los preparativos así que empezamos.

1º.- Tenemos que tener merucos de tierra o lombriz, no valen todas eso lo aprendí de pequeño ya que las que son de un color rojo muy intenso los cuales tienen alguna  zona amarillo en sus anillos  no valen según los expertos ya que da un olor que no gusta a los peces (normalmente son los merucos de los gallineros los que no valen). Por lo que hay que ponerse a excavar en la tierra durante un buen rato para conseguir unos 200 o más merucos. Ya que estos los vamos a usar como cebo.


2º.- Cuando ya tengamos los merucos  con una aguja y con hilo,  los vamos atravesando y pasando, cuando veamos que tenemos  sobre un metro o un poco mas, cortamos hacemos un nudo en cada lado y volver a empezar, normalmente se suele llevar cuatro o más merucadas.










Observar las merucadas ya preparadas. Tanto en la foto de arriba como en la de abajo.













Aún recuerdo  ver las merucadas al fresco para que se pusieran algo duras para pescar al día siguiente colgadas bajo el horru,


3º.- En este paso lo que necesitamos es el macizo para pescar, algunos casos si vamos pronto al pedrero ya que se suelen pescar entre 2 horas para bajamar y las otras 2 de subida, necesitamos coger sapas negras para el macizo, y si lo mezclas con algún oricio mejor que mejor.










 Si no los cogemos el mismo día de ir a pescar,   también valen haberlos cogido  en otras mareas  y tenerlos congelados.

4.- Machacamos las sapas con el mango de la caña de pescar  u otro instrumento,  de esta manera llegamos hacer una masa que es el macizo que usaremos.
Opcional pero a mi me resulta más cómodo suelo llevar un bote o lata, lo ato a la cintura y voy vertiendo poco a poco el macizo. Así nunca tengo el cesto cerca de la mar sino un poco resguardado, por si me lo tira o lleva la mar. Y el macizo lo tengo en el cesto para rellenar el bote con el cual voy pescando.












5.- Preparamos las merucadas, como tenemos cuatro o más preparamos la primera haciendo  una piña con  el hilo y los merucos para luego atarla  en la puntera de la caña de bambú.















Fundamental que quede bien atada y haciendo una buena piña. Foto de arriba la merucada ya preparada,   y con el hilo que se ve y sobra se ata a la caña foto de abajo.















6º.- Ya  en el pedrero  con todo preparado merucada en la caña de bambú, el cesto en un sitio cercano, cogemos el esguilero, y no vamos al cuenadal a probar entre las piedras que es donde viven las barbadas,  la zona o el lugar para tentarlas tiene que ser esa en la cual hay pozos o agujeros entre las piedras según vas andando por el pedrero,  tienes que ir casi abajo del todo donde la ola llega sin fuerza, y según va bajando la marea tu vas arrimándote  más  llegando a las últimas piedras incluso a  veces tienes el agua por los tobillos.

 7º.- Coges la vara de bambú untas bien la merucada con el macizo que hiciste, que quede pringoso es decir bien untado, y lo metes en el agujero enseguida vas a notar como un pequeño tirón, ya tienes las barbadas allí, tiras para arriba rápido y pones el esguilero debajo  tienes tu recompensa la barbada, ya que  chupa y muerde y no suelta, tienes que dar un golpe para que se suelte alguna vez.
Esta operación parece difícil yo con la mano  derecha utilizo la vara de bambú y con la izquierda el esguilero.  Cuando siento la barbada subo rápido y pongo rápidamente el esguilero debajo y así durante todo el rato que estoy pescado, importante cada poco voy mojando la merucada en el macizo o cada dos o tres barbadas. Bueno a mi se me hace fácil todo es cuestión de practica pero enseguida se coge el truquillo, ya que lo voy haciendo cientos o miles de veces.

La merucada cada vez se va deshaciendo a causa de los mordiscos y roces entre las piedras así que cuando veas, que tienes poco se cambia, es importante llevar muchos piños en una marea se pueden gastar entre 5 o 6, dependiendo de si están muy activas o si coges algún pulpo que te lo destroza.





















 Como se ve es una pesca muy pero muy entretenida, muy poca gente va ya al pedreru a por barbadas,  la personas que conozco o son muy mayores para ir  ya que  no pueden bajar, y   en cuanto a las nuevas generaciones de pescadores,  a muy pocos casi a ninguno que conozco va,  salvo en la zona de Argüero y Oles que está muy arraigada esta modalidad de pesca.

Es una pesca muy low cost ya que está  tan de moda esta palabra, o  también por cuatro perres la haces.

Esta pesca bien la puedes hacer de día o de noche, los hay que les gusta más de día y otros más de noche, está fue echa de noche.









Típico pedrero de la costa mariñana que va desde Gijón a Lastres. Lugar ideal para practicar esta pesca.


Por cierto la barbada es uno de los majares de la LUBINA O ROBALIZA, mucho mejor que el pulpo  pero eso es ya otra historia.


Un saludo y nos vemos por el pedrero.

PD. A MI FAMILIA DE PESCADORES DE BARBADAS Y EN ESPECIAL A ROGELIO MI GRAN MAESTRO Y A YONI GRAN PESCADOR DE BARBADAS.