Seguidores

miércoles, 2 de julio de 2014

DIA DE PESCA PARTE 1

Hacía mucho tiempo que no podía ir a pescar siempre surgía algo el fin de semana, el mono de pescar se acentuaba cada vez más, así que este fin de semana tenía ganas de oler a salitre, andar por la piedras del pedrero, sentir los mejillones bajo los pies es decir sentirme pescador, los compromisos de fin de semana ya están liquidados así que durante los próximos meses me voy a dedicar a pescar que es lo que más me gusta.
Así que me dediqué como siempre a coger algo de cebo para pasarme un día entero en la mar. Durante un par de días me fui a la ría a coger cangrejos para tener algo de cebo, muchos cangrejos no vi pero alguno para pesca si que cogí unas fotos de los cangrejos duros en el vivero que están listos para descascar. Y otros ya blandos que son los más apetitosos para las chopas.











Ya con cebo el sábado cogí el equipo de pesca y me fui a pescar con la intención de pasarme todo el día pescando, ya que la idea era pescar durante el día y pasar la noche a la lubina con pulpo. Así que durante la bajamar me dediqué a observar las playas y caladas para pasar la noche,  muchas tenían algo de algas y otras no me gustaban ya que no reunían las condiciones que yo quería es decir canales con piedras y arena para tentar a las lubinas.

Ya con un par de ellas ya observadas me decidí por una. Cogí la caña de boya y con los cangrejos que tenía me dedique a pasar el día. No tenía intención de macizar la calada ya que en esta época del año mis amigas las bogas pueden hacer acto de presencia, por lo que encarné con ellos y echaba en un lado en otro sentía uno aquí y marchaba a otro lado y volvía al rato así continuamente. Para no emballar la calada.

Os pongo unas fotos de la caladas en las que pesqué.









































Este fue el resultado de la jornada del día ya que estaba algo cansado, y me fui al bar a ver el final del partido de Chile y Brasil ya que de noche tenía pensado ir otra vez a pescar. Y tras mucho tiempo sin ir a pescar me dolían un poco los pies de andar por las piedras la falta de costumbre, incluso estaba ya cansado de tanto sol me molesto mucho durante la jornada de pesca.