Seguidores

lunes, 14 de julio de 2014

DIA DE PESCA PARTE II

Como ya os había comentado en el anterior entrada, después de ver el partido y descansar un poco  del día de pesca, me fui otra vez al pedrero,  como ya tenía en mente la calada que había visto por la mañana,  no tenía mucha prisa,  al llegar me dediqué un tiempo  observando la rompiente que hacía y si tenía algas ya que bajar  para dar la vuelta era algo que no quería, la rompiente era perfecta, como dice una gran pescador y amigo Chano hace unes aguas espectaculares.

Así que me puse a bajar al pedrero,  ya a pie estaba  perfecto, para la pesca que yo quiero, mientras preparaba la caña suelo estar mirando la calada para ver por donde puedo sacar el pez si lo pesco. El único problema que había era una piedra que tenía a mi parte derecha que salía un poco pero por lo demás no había gran dificultad, una cuantas piedras delante algo diseminadas y nada más perfecto.


El equipo que suelo usar para pescar con raxu de pulpo, es una vara grande, suelo pescar con la especial norte de 6,70, un carrete el shimano, que en la bobina le pongo un 0,45 en  la linea o gameta le pongo un 0,40 de anzuelo cada uno tiene sus marcas así que yo suelo usar entre el 7-8-9 / 0, va por gustos, esta vez opté por el 8/0. Corte el tentáculo del pulpo, y lo metí por el anzuelo, lancé en dirección diagonal ya que en ese momento era la zona que más me gustaba, lo malo era que lancé gusto enfrente de la piedra que tenía, así que si picara y se marcha  para la derecha me supondría un problema, pero no pensé en ello, ya se solucionaría, eran las diez y media más o menos.

Cuando estoy pescando con pulpo, suelo tener la caña en la mano y el seguro suelto, de la manivela sentía alguna chopa, cosa que me gusta cuando voy a las lubinas, ya cuando es de noche sobre las once sentí una fuerte picada, esto va bien.... sigue comiendo....... Va muy bien!!!!!! Tiró y zass!!!!!! Picadón....... caña en escuadra, aguanto la embestida, quiere tirar para la derecha, oye no hay otro sitio, para la susodicha piedra, pues me parece que no va ser posible, la sigo aguantándola con el miedo de que rompa todo, veo que cede unos metros, viene hacia mi, bien libré ya la piedra, perfecto ahora ya la tengo en la zona que yo quería todo esto a oscuras ya que no suelo prender la linterna hasta el final, vuelve a querer tirar pero esta vez para izda. no tan fuerte  le doy un poco de linea con la manivela voy controlando la linea que quiero, y así poco a poco, ya cuando veo que ya no tira veo a unos metros, una silueta, prendo al luz, está boca arriba, medio muerta, la voy acercado con las olas, bajo a la piedra, la cojo dios que lubina, había tragado bien el pulpo lo tenía adentro del todo, sin tiempo que perder, la echo en una piedra, y preparo otro aparejo, ya que después de la lucha que me dio, no suelo volver a utilizarlo, puede que un pequeño roce o el nudo del anzuelo este tocado, para no tener problemas cambio todo que es cuestión de minutos.











Ya con todo preparado vuelvo a lanzar esta vez cambio de lance toca esta vez de frente a la una piedras que vi cuando llegué. Tras varios lances a la misma zona noto un pequeño toque, la linea me viene hacía mi, buena seña, vuelvo a tensar despacio y otra vez ocurre lo mismo, me coloco en la zona cómoda por si tengo algo, y poder sacarlo, Tiro y zasss otra vez picadón, la caña en escuadra, otra sesión de pura adrenalina, aguanto el primer tirón, no me gusta que vaya para las piedras y la laminaria.  ya que puede rozarme contra las piedras en su intento de zafarse, me viene hacia mi a la zona que creo que no hay nada, sigue tirando pero esta vez dejo algo de linea para poder ir trabajándola, tras unos minutos con ella la voy acercando y prendo la luz la tengo a dos metros, vaya lubina, está la pobre poca arriba, esta cansó muy pronto, está junto a una piedra me agacho la cojo, y voy donde la otra. no me lo puedo creer vaya marea que tenía. Es la una de la mañana, vuelvo a prepara el aparejo y otra vez a lanzar. Sobre las dos y ya con mucha agua, en la calada recojo el petate, saco las fotos con el móvil, de mala manera, y comienza la subida para el coche y para casa como una bala  el cansancio ya se nota. Ya en el coche vuelvo a mirar el resultado de la marea hacía tiempo que no tenía una marea así de buena.















Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto pescando en una jornada de pesca redonda xaragos por el día y lubinas al atardecer noche. Igual que cuando era un crío que me pasaba todo el día en la mar pero eso ya son otros tiempos.










Un saludo y buena pesca y nos vemos por el pedrero