Seguidores

domingo, 5 de noviembre de 2017

DE NOCHE EN LA RIA PARTE II

Pues esta parte va dedicada a pesca nocturna  en la ría,  la cual es la que más horas echo pescando,  dicha pesca no dista mucho de pescar de día casi es igual, pero simplemente estas de noche, que es cuando más me gusta pescar.

Suelo ir  pescar en la  ría es en esos días que hay al mes en los que no hay luna, lo que llamamos normalmente luna nueva. Y para que todo fuera perfecto tendría que haber algo de lluvia unos días antes, para que el agua bajara un poco turbia.

Lo malo de esta pesca , es la luz de las linternas, de la infinidad de noches que pasé en la ría, me di cuenta de que muchos pescadores se pasan la mitad del tiempo alumbrando al agua, o con la linterna prendida casi toda la marea, que para esta pesca no es nada pero nada  bueno, de echo no suelo prender la linterna a no ser que tenga el pez a menos de un par de metros de mi, incluso cuando  noto que no es muy grande ni la prendo ya que no quiero luz  sobre el agua y  cuando traes alguna pieza grande, nada mas ver la luz o le alumbras intenta zafarse, tirando para la oscuridad el doble.
























Pues nada la gente venga alumbrar al agua, me pongo cardíaco, y ya no me gusta el sitio para pescar y no soy nadie para llamarle la atención, de que no alumbre si estas en la ría por muy separado que estés,  esa luz no es nada buena, de echo cuando empecé a ir las grandes broncas que me caían, del  pescador que me enseño no alumbres al agua  me decía,  pareces un faro.

Como en la anterior entrada  dejar de sentir los peces y moverme para otra zona de pesca.  Lo más curioso es que de día,  el pescado era pequeño pero de noche suelen ser peces de mayor porte, probé los mismos sitios que cuando voy de día, con resultados muy esperanzadores en algunos de ellos, y con sorpresas muy gratas, pero también con mucha frustración, de unas picadas espectaculares que por una razón u otra nunca terminé de sacar, caña en escuadra el carrete venga a   sacar hilo sin parar estar un buen rato con el pez y sin más razón que otra soltar, sin rotura de la línea  ni anzuelo otras veces caña en escuadra, sacar hilo y sin mas soltar no me pasó una ni dos sino muchas veces.










Y en distintas zonas, una vez en una zona,  cambiar para otro sitio y al poco  otra vez y lo mismo, un buen rato con el pez y sin más suelta, probé con anzuelos más grandes pero no sentía nada con otro tipo de cebo y nada.

Tenía que ser con cangrejo y  lo  dicho desaparición total,  alguna vez los improperios y tacos que solté tuvieron que oírse en VILLAVICIOSA Y EL PUNTAL.


Para pescar de noche suelo usar lineas mucho más finas, en los carretes voy 030, de bajo linea suelo poner un 26 o 28 dependiendo de la zona en la que esté pescando,  en la desembocadura pongo un 028 si voy más arriba 026 o menos pero siempre dependiendo de que zona esté cuanto más arriba esté pescando menos pongo no es necesario incluso  cambio el plomo pues cuanto menos ruido se haga al caer el plomo en el agua mucho mejor.





Un saludo y nos vemos por la ría.



jueves, 19 de octubre de 2017

http://www.elcomercio.es/gijon/encuentran-cadaver-hostelero-chano-castanon-ribadeo-20171019123712-nt.htm

Nos volveremos a ver pronto o tarde no lo sé pero seguro que hablaremos de pesca y me dirás Ivanin. Cojonudo eso ye primera división.

Lo dicho no es un adiós es un asta pronto CHANIN.



miércoles, 18 de octubre de 2017

Desaparecido conocido pescador mientras practica su pasión la pesca Luciano Castañon para los amigos Chano.

No Chanin tu no.


martes, 17 de octubre de 2017

PESCANDO EN LA RIA PARTE I

Pescar en la ría es una técnica que me gustó siempre, ya que no es echar allí y ya está sino saber que días son los más adecuados que mareas, con luna o sin luna, con mareas grandes o pequeñas, pero todo esto poco a poco lo vas cuadrando, con lo que uno va aprendiendo, pero siempre tuve una gran dilema o curiosidad, ¿Donde será  zona en la que el pescado ya no suba más?

Muchas veces me ocurría  que  pescaba unas cuantas chopas seguidas, estas si las sentía  a la izquierda, volvía a lanzar a la derecha y otra vez allí estaban, era como si subiera un bando de ellas y  no parasen sino que seguían una ruta, con la marea unas veces a una hora y otras veces a otra  dependiendo  sobre todo de la marea, pero lo que empezó a llamarme la atención era que si pescaba 3 o 4 tenía que esperar un buen rato, incluso ya no sentía ninguna en toda la marea,  era como si hubieran desaparecido, por lo que un día decidí,  después de sentir, unas chopas recoger la caña y ponerme a seguirlas, ya que si ocurriese que al pasar por donde yo echara volvería otra vez  las picadas o eso creía.

 Tras un jornada de pesca en la ría, subí  un kilómetro calculando el tiempo que tardaba en salir y en llegar para echar otra vez. Las primeras veces que probé fueron perdidos.

Poco a poco empecé acertar,  ya que tienen que subir un buen rato nadando y parando a comer y volver a seguir la ruta, muchas quedan por el camino pero otras siguen subiendo ría arriba.  lo que más me llamó la atención fueron los sitios en los que probé a pescar sitios en los que no se  le pasaría por la cabeza a nadie  pescar al lado de la carretera  ni se lo podría imaginar que llegaría las chopas  y doradas por esa zona.

Incluso sentía más pero  muchas veces era muy pequeño, doradas muchas sentí y solté las cuales me dieron grandes alegrías, tan pequeñas y como tiran, no andan con tanto cuidado como cuando son más grandes, comen que es una pasada  siempre muy alejadas de la bocana de la ría, como si por unas razones u otras abajo no comían, puede que al subir los bandos de ellas y chopas las primeras que se tiraba a por el cebo eran las chopas y ellas no les daba tiempo también, que pasaban de comer pero si que fue un dato que me llamó muchísimo la atención.






Estas pequeñas me dieron grandes tardes por saber que aun queda alguna, y en unos cuantos años de todas ellas alguna  podrán dar la sorpresa a los pescadores  en la ría.


Incluso llego a pensar que no suelen salir de la ría para cuando son ya algo más  adultas,poder salir ya que en la ría tienen todo lo que necesitan durante ese periodo de crecimiento.





Todas las capturas que realizo en la ría son con cangrejos de la misma ría,  como os comenté estas no suelen comer uno grande como sus mayores, sino que suelo partirlos por la mitad, ya que para las chopas también es un majar,
Tampoco suelo ponerlo duros si voy a las dos cosas chopas y doradas,  pero si voy solo a ellas si aunque normalmente suelo ir con cangrejos blandos.







Lo dicho los cangrejos que suelo utilizar para pescar en la ría, Un majar para las doradas y las chopas

Un saludo y seguiremos con la ría pero esta vez pescando durante la noche.


martes, 3 de octubre de 2017

QUE GUAPO ES..... PERO QUE COMPLICADOS SON

Ya estamos otra vez por aquí, hacía mucho tiempo que no publicaba nada,  casi no tenía tiempo para ponerme al ordenador, descargar las fotos archivar  etccc......

Así que, decidí guardar  todas las fotos de casi todas las salidas de pesca de todo el verano, para ir colgándolas con algo más de tiempo y hablar un poco del tema.

Sobre el titulo de la entrada, trata sobre la pesca del calamar, una pesca  que me gustan, y cada vez más, sobre todo porque cada vez que voy y creo ya saber algo de su pesca, todo se vuelve para atrás como los cangrejos, osea no aprendí nada,  cuando creo que ya se algo, volvemos otra vez a empezar,  todo lo contrario de las ultimas salidas, con lo que todo lo aprendido no valió para nada  y  así estamos,  por lo tanto como soy muy pero muy cabezón, pero  me gusta los retos, vamos a ir poco a poco y este es uno, muy guapo o eso creo yo. También es cierto que hay que dedicarle mucho tiempo  de lo cual  dispongo de poco.








No suelo ir a ellos a los puertos lo intenté un par de veces pero esa pesca no va con mi forma de ser, así que decidí  ir a ellos en la lancha unos me dicen que es más fácil, a lo cual siempre les comento que la mar es muy pero muy grande y no creo que sea como una autopista que el pescado vaya siempre por el mismo sitio y con semáforos... por lo que los peces se mueven a su antojo si suelen comer por ciertas zonas pero lo guapo es saber que zonas y en esa estamos.





Cuando crees que descubres una zona en la cual alguno suele caer, te das cuenta que es solo en un determinado mes, que quieren un pez X, Vas al mes siguiente varias veces al mismo sitio con el mismo pez y blanco tras blanco cambias de pez y más de lo mismo nada no quieren comer. Cuando piensas que comen al oscurecer te pasas unas cuantas veces al oscurecer ni picada no quieren, otra vez a empezar......  En esas estamos unas veces les da por picar al oscureces,  otras no,  al amanecer, en fin esto es pescar e ir entendiendo su forma de ser y que como digo yo son muy muy raros los calas.








Ahora si es verdad que en tema de peces, más o menos,  lo tenemos ya claro,  después de muchas pruebas y muchas horas con ellos en el agua el yamasita barrigón,  como lo llamo yo de color violeta, parece que es el que más les gusta y mira que pasaron horas otros tipos de peces con los mismas coladas,  hilos, plomo, caña, etcccc y con una diferencia muy grande al resto. Siempre que les da por comer quieren este, y mira que en el agua suele haber 10 peces distintos pues nada el de color violeta, pues nada a poner el color violeta y es cuando empiezas a sentir, incluso en alguna caña no pones ese color y pones otro simplemente para hacer pruebas y ni tocan la caña lo dicho son caprichosos no, lo siguiente.


Y en esto estamos en seguir intentando e investigando, con el resultado desde nuestro punto de vista de que el color violeta junto con el color rojizo, son los grandes triunfadores,  con muchísimas horas de mar, seguido pero de lejos del color naranja, el resto de colores pues alguno suele caer y mira que se lleva un  arsenal de colores y peces, probando con los mismos hilos y ramales ya que utilizamos un aparejo de quitar y poner,  el pez para cuando les da por un color,   poner ese color en una caña o en dos y el resto igual, dando el resultado de que se tiran a ese color y en distintos puntos de la lancha lo dicho manda huevos, por no decir otra cosa.



















Por cierto lo mejor para ir a ellos es ahora  ya que suelen salir ya alguno muy curioso, así que seguiremos intentando dar con ellos, y ver si  quieren picar claro.

Un saludo y buena pesca nos vemos por el pedreru.



viernes, 14 de abril de 2017

DE VUELTA A LA ACTIVIDAD

Ya estamos de vuelta otra vez, en estos meses  pisé el pedrero en dos ocasiones , suelo pasar un par de meses sabáticos en los cuales me dedico gran parte del tiempo a estar con la familia, también es cierto que estoy muy agradecido a mi mujer y  a los dos peques, para cuando marcho a pescar nunca me ponen pegas y se  las arreglan,  trastocando sus  planes de  las tareas extra escolares. En fin os quiero mucho a los tres.


Metidos ya en faena, las ganas de ir a pescar eran enormes, por lo que le comenté a mi cuñado si le apetecía ir a pescar el sábado, él que tenía unas ganas enormes de  ir a pescar y sentir algún buen sargo no puso mucha resistencia y enseguida se animó.

Los partes meteorológicos  no eran muy alentadores, pero tras ver que había una pequeña ventana en cuanto al aire, la mar tampoco marcaba  mucho así que había que intentarlo y tras comprobar en anotaciones que suelo hacer de zonas de pesca y donde pesco con que cebo y mar etcccc de  años anteriores  marzo y abril,  son los meses en los que suelo empezar la temporada pesquera.


Tras mucho mirar nos decidimos por una zona que nos gustó mucho. Tenía algo de rompiente podíamos pescar a boya por la zona y la verdad tenía una pinta estupenda.


Saqué unas cuantas fotos en la zona en la que pescamos y la pinta tan guapa que tenía.

















Tras llegar macizamos bien, esta vez llevé miga de bonito que tan buen resultado me dio la temporada pasada y me parece que esta va camino de ello, esperamos un buen rato y nos pusimos a ello, con langostinos crudos, poco a poco se fueron sintiendo la picadas pero lo mejor llego en la última calada,  ya que picaban siempre en medio de dos piedras.


Era aguntar un poco la boya en medio de las dos piedras y zassss picada, alguno salía pero otros no había forma de que quisieran salir de su medio que forma de tirar.  Que ponía a prueba el equipo, yo por mi parte suelo pescar con un 0,23 en esta época para ir pasando a 0,20 por el verano. También es cierto que todo depende del sitio en el que te encuentres.






Aquí mi cuñado el cual disfruto como un niño. Es cierto que no suele ir a boya, pero esta vez me parece que le entro el gusanillo.






Incluso le hice un vídeo sacando un sargo. Ya que siempre me anda diciendo que no le saco ningún vídeo o que no tiene fotos pescando pues esta vez me pasé un buen rato con él intentando sacarles fotos y vídeos mientras no se enterase para que fuese más real.




Otro dato más para tener muy en cuenta es que no sentimos ninguna boga, y ya van tres veces que me va pasando, algo que me alegra bastante, ya que cuando te entran a boya es un suplicio.

Ya sobre las 17,35 dimos por concluida la jornada pesquera para recoger todo y subir al coche.












Los sargos eran bastante curiosos que nos hicieron disfrutar de lo lindo en un día espectacular por el tiempo, sol y pesca. ¿Qué más se puede pedir?
Ahora a descansar unos días en semana santa y habrá que ir preparando otro día de pesca ya que tras el parón que suelo hacer, ahora es un no parar de ir, siempre y cuando las condiciones sean las más adecuadas.

Un saludo y nos vemos por el pedreru.








sábado, 3 de diciembre de 2016

CON NORDESTIN AL PEDRERIN

La semana pasada tenía pensado,  ir un día a los sargos a boya, los partes eran bastantes,  buenos lo malo era el dichoso aire del nordeste,  que salía  y vaya si salió,  no es que me guste mucho,  sino que lo encuentro de lo más incomodo tanto con ese aire como con cualquier otro.

Ya en la calada,  me dediqué un rato a macizar bien las dos, que tenía previsto pescar ya que me suele gustar pescar un rato en una,  luego en otra, pero que estén,  muy cerca para volver otra vez a la misma. Esta vez me decanté por miga de bonito como macizo, hacía unas bolas con ello y las tiraba al sitio adecuado, me gusta más este sistema que el del macizo de ancho o sardina del cual soy más asiduo, pero lo encuentro más cómodo a la hora de macizar, aunque también es verdad que me gustan los dos.








Estas fueron las dos zonas,  que os comenté anteriormente 








Las picadas no eran muy seguidas, sacabas dos en una y era como si ya no hubiera más así que marchaba para la otra calada y al rato sentía alguno sacaba uno y me volvía a pasar lo mismo y otra vez a la primera calada, así que me pasé un par de horas de lo más movido para un lado y otro.

Probé de todo por cerca por largo etc..... no había forma de que se quedarán en la calada,








Este fue el resultado final, los sargos eran muy curiosos que me hicieron pasar una tarde de lo más entretenida y gozar, ya que ver la boya correr por el agua se te sube las palpitaciones a máximo por lo menos a mí ya que disfruto tanto  del primero como  del último como si fuera la primera vez que pescase.

Otra dato bastante curioso que  está dando  mucho que pensar fue que no sentí ni saqué ninguna boga, puede que sea por que por la zona no las habría, puede ser,  pero lo veo bastante difícil,  o puede que sea por la miga de bonito que no las atrae lo suficiente como el de sardina, poco a poco iré sacando conclusiones  pero lo dicho me está dando que pensar.

Ya al anochecer me puse un rato a tentar a las lubinas con pulpo, pero con resultado negativo, con un par de horas  di por concluida la jornada tenía mucho pero mucho frío,  las noches ya no son como en verano para pasarlas pescando y ya se nota el frío como para estar toda la  marea pescando.

Un saludo y nos vemos por el pedrero ya que ahora es cuando más me gusta pescar a boya, y puede que nos veamos por estos pedreros de dios.